Entradas

Las entradas constituyen uno de los aspectos más significativos de la arquitectura de exteriores. Generalmente ocupan la posición central del alzado, y definen el carácter y función del edificio —tanto público como privado.

Las entradas también son el foco arquitectónico del exterior, y la ornamentación del jambaje a menudo determina el estilo de toda la fachada. En algunos casos, las entradas se amplían a un portal que incluye la galería de encima, o a una sección vertical completa del alzado.

Las entradas representan el paso del exterior al interior, y la temática y propósito del interior generalmente se introduce en el exterior mediante la articulación y la decoración escultórica del jambaje. Siendo la parte más vulnerable del alzado, las entradas están a menudo protegidas, tanto de forma práctica, mediante molduras, cornisas, tejados y pórticos para desviar la lluvia, como simbólica, mediante el uso de pesada albañilería defensiva o esculturas haciendo guardia.

Jambas

estudiar arquitectura
El jambaje, o marco que rodea la abertura de la entrada, está compuesto por jambas, o miembros laterales verticales. En su forma más básica, las jambas son molduras arquitectónicas simples que ofrecen la oportunidad de aplicar decoración escultórica. Incluso los primeros jambajes trapezoidales de las estructuras griegas, como el Erecteión de Atenas, estaban elaboradamente talladas.

Entrada defensiva

diseño de interiores
Características de la arquitectura normanda, las entradas en forma de arco con pesada albañilería vestían el alzado con la monumentalidad de una fortaleza. Semejantes entradas, cuyas características decorativas principales eran las pesadas impostas proyectadas sobre piedras monolíticas verticales, son representativas del ampliamente defensivo y protector papel de los edificios normandos.

Guarda de la entrada

estudio de diseño
En un buen número de civilizaciones, incluyendo la asiria, las entradas y puertas importantes están simbólicamente protegidas por esculturas en piedra de bestias míticas, esfinges, leones e, incluso, figuras humanas. Éstas pueden estar integradas en el jambaje (como en los ejemplos asirios) o pueden ser esculturas independientes a cada lado de la entrada.

Sigue leyendo >>>