La época hatti

Hacia mediados del III milenio se advierte un cambio en la península de Anatolia. En estas fechas vivía en Anatolia central un pueblo, los llamados hatti, cuyo nombre nos ha llegado a través de las fuentes hititas. Los hatti dieron su nombre a la península anatólica, que era conocida en Mesopotamia como «el país de los hatti» desde los comienzos de la dinastía acadia hasta la época de los reyes asirios en el siglo VIII a.C.

La lengua hatti es diferente de las demás lenguas asiáticas y mesoorientales. La influencia de la civilización hatti está presente en los rituales religiosos de los hititas, en las ceremonias oficiales y en la mitología. Incluso como su nombre indica, Hattusa, la capital hitita, fue en sus orígenes un establecimiento hatti. Es, a excepción de la zona mesopotámica, la primera nación civilizada de la que conocemos el nombre y, en cierta medida, la lengua y la religión.

Las mejores obras de arte de esta época encuentran su origen en el mismo corazón de la vieja civilización hatti. En las tumbas reales de Alaca Hóyük, cerca de Hattusa, se descubrieron unos magníficos objetos de bronce, oro y plata de gran valor y extraordinaria belleza. Se trata en algunos casos de objetos misteriosos que producen un extraño e impresionante efecto.

arte hitita

Guerrero (Museo Arqueológico, Ankara). Detalle de un ortostato procedente de Karkamis, que está fechado entre los siglos XI y IX a.C.

Volver a Arte hitita