Historia del arte en áfrica negra

Cuando se habla de arte negroafrirano, hay que hacer la advertencia que éste queda limitado a las etnias que pueblan un área amplia y a la vez compacta del África Occidental y Central, cuyas fronteras están marcadas, por el norte, por el desierto del Sahara; por el este, por la cuenca de los Grandes Lagos, y por el sur, por el desierto del Kalahari. Dicho en otras palabras, la plástica negroafricana procede exclusivamente de las cuencas de los ríos Níger y Congo.

Dentro de las áreas mencionadas, prácticamente todas las tribus realizan esculturas de madera; fucra de ellas, únicamente se tallan objetos de carácter utilitario, para las actividades de cada día.

Dado que no existen diferencias raciales o lingüísticas que permitan establecer algún tipo de hipótesis acerca de la mencionada distribución, la única explicación posible reside en el género de vida de unos y otros pueblos. En efecto, el ámbito de los pueblos escultores corresponde a etnias sedentarias, de agricultores que viven agrupados en poblados.
Los pueblos que carecen de escultura (nilóticos, sudafricanos) son nómadas, dedicados básicamente al pastoreo.

Los primeros pobladores

Descubrimiento del arte de África negra

Desarrollo histórico del arte en Africa negra

Las civilizaciones de Nok e Ifé

Arte en el reino de Benin

Tallas africanas en madera

Técnica de la cerámica

Estilo Igbo Ukwu

Arte afro-portugués

Influencia del arte de África negra en el siglo XX europeo

La Dama Blanca de Brandberg

Conjunto pictórico de Tassili

arte africano
Pinturas rupestres bosquimanas, en el sur de África. Los bosquimanos han habitado el sur del continente desde hace 20.000 años y sus ancestros prehistóricos realizaron estas pinturas con escenas de caza.