Amedeo Modigliani: Czechowska

El primero de los muchos retratos que conocemos de Lunia Czechowska, la mujer del amigo de la infancia de Zborowski, fue pintado por Modigliani en el Sunny Hotel, en el Boulevard Port-Royal, donde vivía el poeta y marchante en 1916, año en el que estableció con Modigliani un acuerdo con arreglo al cual, a cambio de quince francos al día y el material para pintar, éste le proporcionaría unos cuatro cuadros al mes.

Lunia sería no sólo uno de los modelos preferidos de Modigliani sino también una amiga íntima del artista y de su compañera, Jeanne, hasta el punto de que, como más adelante contaría, en el breve período en el que la hija de Modigliani estuvo en París, antes de ser enviada con una nodriza al Loiret, en 1916, fue ella quien se ocupó de la niña en la casa de los Zborowski, en la Rué Joseph Bara.

Según Lunia, Modigliani tocaba la campanilla por la noche, borracho, para saber cómo estaba su hija, y cuando ella le decía que no hiciera tanto ruido se sentaba un rato en los escalones de la entrada y luego se iba, satisfecho de la visita.

historia del arte

Czechowska, 1917
Óleo sobre lienzo, 81 x 45 cm.
Sao Paulo, Museu de Arte de Sao Paulo, Assis Chateaubriand.

Volver a Vida y obra de Amedeo Modigliani