Amedeo Modigliani: Muchacha sentada

Mademoiselle Huguette

Aparte del nombre, Huguette, no se sabe nada de la muchacha representada.

Modigliani la retrata sentada en una silla, con gran compostura y en actitud de espera.

La cabeza, ligeramente inclinada a un lado, parece sostenida por el cilíndro del cuello, a su vez encastrado en el amplio óvalo del busto, cuya curva se repite en el respaldo de arco de la silla.

Las formas sintetizadas no disminuyen la intensidad expresiva de la pose y del rostro, en el cual parecen grabados los volúmenes de la nariz, los ojos y la boca.

El sentido plástico de la cabeza y el cuello de la figura y del ciruelo ondulado de la blusa corresponde a una organización de la pintura que tiene su origen en la experiencia de Modigliani como escultor.

A esta experiencia alude asimismo el color, próximo al de la terracota, elegido para la epidermis de Huguette.

historia del arte

Muchacha sentada, 1918
Óleo sobre lienzo,
91,4 x 60,3 cm.
Tokio, Cervecerías Asahi, SA.

Volver a Vida y obra de Amedeo Modigliani