Amedeo Modigliani: Paul Guillaume sentado

Paul Guillaume fue uno de los más destacados marchantes de arte de principios del siglo XX en París.

Aconsejado por Apollinaire, introdujo en el mercado el «art nègre» y promovió en su galería de la Rue de La Boétie las obras de Picasso, Matisse, Derain, Utrillo, Soutine y, desde 1914, año en que le fue presentado Modigliani, las del pintor livornés.

De la época en la que se ocupaba de promover las obras de Amedeo recuerda Guillaume que «en 1914, durante todo el año 1915 y parte de 1916, yo fui el único comprador de Modigliani, y no fue hasta 1917 cuando Zborowski se ocupó de él…

El vivía por aquel entonces con Beatrice Hastings, trabajaba en casa de ella o del pintor Haviland, o en un estudio que había alquilado en el 13 de la Rué Ravignan, o en una casita de Montmartre en la que vivió con Beatrice y en la que hizo mi retrato», el que lleva abajo la inscripción «Novo Pilota», uno de los cuatro que representan al marchante.

Paul Guillaume preguntó a Modigliani por qué lo había retratado con un solo ojo. El pintor le contestó: «Porque con uno miras el mundo y con el otro miras en ti mismo».

historia del arte

Paul Guillaume sentado, 1916
Óleo sobre lienzo, 81 x 54 cm.
Milán, Civico Museo d’Arte Contemporáneo.

Volver a Vida y obra de Amedeo Modigliani