Amedeo Modigliani: Roger Dutilleul

Seis meses antes de morir el 24 de enero de 1920, Modigliani retrató a uno de los mayores coleccionistas, Roger Dutilleul.

Éste asevera que su retrato fue fruto de tres encuentros entre el pintor y él, que tuvieron lugar el 6, el 17 y el 18 de junio de 1919, con un total de siete horas y media.

No es el único que nos revela que Modigliani ejecutaba los retratos con gran rapidez; incluso, en relación con el que hizo a los esposos Lipchitz, que le pidieron que siguiera interviniendo en el cuadro, diría: «Si queréis que lo estropee, puedo continuar».

No arruinó aquel retrato, pero según Jeanne Modigliani fue el único caso en el que volvió sobre un cuadro después de la primera sesión.

Con un trazo preciso, fino y continuo, perfila toda la figura del coleccionista, captando sus rasgos más destacados en unos pocos detalles: la actitud elegante, el pliegue en medio de la frente, el cuidado bigote.

Son pormenores que corresponden a la imagen de este personaje, como atestiguan las fotografías de la época.

Roger Dutilleul, amante de la pintura de vanguardia y burgués refinado, reunirá entre 1918 y 1925 una de las más ricas colecciones de cuadros de Amedeo Modigliani, amén de la de Jones Netter.

historia del arte

Roger Dutilleul, 1919
Óleo sobre lienzo, 100 x 65 cm.
Colección particular.

Volver a Vida y obra de Amedeo Modigliani