Historia del Arte

Pablo Picasso: Historia del Guernica (V)

1960
6 de julio-18 de septiembre. La Tate Gallery de Londres organiza una retrospectiva de Picasso en la que se incluyen dos obras relacionadas con el Guernica.
1962-1963
Los bocetos del Guernica se exponen en Japón, en una muestra que viaja al Museo de Arte Occidental de Tokio (3 de noviembre-23 de diciembre); a Kyoto (16 de enero-17 de febrero de 1963); a Kurume (23 de febrero-10 de marzo), y a Nagoya (16-31 de marzo).
1964
11 de enero-16 de febrero. La Art Gallery de Toronto organiza la exposición Picasso y el hombre en la que se incluyen los estudios del Guernica.
27 de febrero-31 de marzo. La exposición viaja al Museum of Fine Arts de Montreal.
1967
Durante todo el periodo de la intervención norteamericana en la guerra de Vietnam el Guernica vuelve a ser utilizado, en todo el mundo, como instrumento de propaganda contra la guerra.
1968
Diciembre. Franco se manifiesta conforme con que se inicien negociaciones para recuperar el Guernica. En este sentido, Luis Carrero Blanco, vicepresidente del Gobierno, escribe al director general de Bellas Artes, Florentino Pérez Embid.
1969
Febrero. Pérez Embid encarga a Joaquín de la Puente, entonces subdirector del Museo de Arte Moderno, realizar las gestiones oportunas para documentar la posible petición del Guernica. La intención del Gobierno era instalar el cuadro en el Museo del Prado hasta que estuviera construido el futuro Museo de Arte Contemporáneo.
24 de octubre. El diario francés Le Monde publica unas declaraciones de Florentino Pérez Embid en el sentido de que el Guernica debe trasladarse a España.
14 de noviembre. Le Monde publica lo que sin duda era la respuesta de Picasso sobre el particular, a través de su abogado Roland Dumas: “El Guernica solamente volverá a España con la República”.
1970
14 de noviembre. Picasso envía al MoMA una carta especificando sus deseos respecto al futuro del Guernica.

Cartel de propaganda contra la guerra de Vietnam.

Señores,
En 1939 confié a ese Museo el cuadro conocido con el nombre Guernica, que mide 11 pies 5 1/2 por 25 pies 5 3/4, que es obra mía, o sí como los estudios o dibujos y oferentes (cuyo listo adjunto o lo presente) y que no pueden separarse de la obro principal.
Desde hace muchos años igualmente he hecho donación de este cuadro, los estudios y los dibujos a su museo.
Paralelamente, ustedes han aceptado enviar el cuadro, los estudios y dibujos a los representantes cualificados del Gobierno español cuando se hayan restablecido las libertades públicas en España.
Ustedes saben que siempre ha sido deseo mío ver que esta obra y sus anexos volvieran al pueblo español.
A fin de respetar la intención de ustedes, junto con mi deseo, les ruego que tengan en cuenta mis instrucciones en este punto. La petición concerniente a la vuelta del cuadro y sus anexos puede ser formulada por las autoridades españolas. Pero al museo corresponderá desprenderse del Guernica y de los estudios y dibujos que lo acompañan.
La única condición puesta por mí a esta devolución concierne al consejo de un jurista.
Por lo tanto, antes de toda iniciativa, el museo deberá solicitar el consejo del señor Roland Dumas -abogado de los Tribunales, avenue Moche n° 2, París-, y el museo deberá atenerse a su consejo.
El señor Roland Dumas tendrá facultad para designar por escrito a otra persona que tendrá el mismo cometido que él, en caso de que él mismo no pudiera cumplirlo por cualquier motivo.
El consejo que deberá dar el jurista se referirá a la condición para la devolución del cuadro a las autoridades del Gobierno español.
Se tratará, para él o para sus sucesores, de apreciar si se han restablecido las libertades públicas en España.
Desde el momento en que su museo reciba un informe favorable del Sr. Dumas, o de la persona que este último haya designado para sustituirle, ustedes entregarán el cuadro y sus anexos en un plazo de tiempo razonable, a lo sumo seis meses después de la recepción del informe, al representante en Nueva York del Estado español.
Pablo Picasso

Carta al MoMA de Nueva York, Mougins, 14 de Noviembre de 1970

1971
14 de abril. En el cuarenta aniversario de la proclamación de la República, Picasso envía una nueva nota al MoMA en la que confirma que el Cuerníca y los estudios que lo acompañan han sido confiados en depósito al MoMA y que están destinados al Gobierno de la República española.
14 de abril. En el cuarenta aniversario de la proclamación de la República, Picasso envía una nueva nota al MoMA en la que confirma que el Guernico y los estudios que lo acompañan han sido confiados en depósito al MoMA y que están destinados al Gobierno de la República española.
1972
23 de enero-2 de abril. El MoMA organiza una exposición monográfica titulada Picasso en las colecciones del Museo de Arte Moderno. El Guernica y sus bocetos forman parte de la misma.
1973
8 de abril. Picasso muere en su residencia de Notre-Dame de Vie, en Mougins, a los 91 años de edad.
1974
28 de febrero. Como acción de protesta contra la intervención americana en Vietnam y, concretamente, contra la matanza de Mylai, un joven artista iraní llamado Tony Shafrazi realiza una pintada sobre la superficie del Guernica utilizando un spray rojo: “Matad todas las mentiras”. La acción venía precedida de una polémica sobre la permanencia del cuadro en los Estados Unidos durante la guerra de Vietnam.
14 y 15 de octubre. Un grupo de abogados españoles, encabezados por José Mario Armero, se dirige al MoMA y a Roland Dumas, abogado de Picasso, interesándose por el futuro del Guernica.
8 de noviembre. William Rubín, conservador jefe del departamento de pintura y escultura del MoMA, responde haciendo responsable del cuadro a la viuda de Picasso.
10 de diciembre. Roland Dumas responde informando acerca de la existencia de un documento firmado por Picasso según el cual el cuadro pertenece a la República española.

Dos conservadores del MoMA revisan el cuadro tras el atentado sufrido en 1974.

1975
20 de noviembre. Muere Francisco Franco. Se intensifica la polémica en torno a la recuperación del Guernica por España. El profesor Herschel B. Chipp, de la universidad de Berkeley, California, es uno de los más fervientes defensores de su devolución.
1976
Julio. La Bienal de Venecia se dedica este año a España. La exposición del pabellón español, proyectada por Tomás Llorens y Valeriano Bozal, con el significativo título de España. Vanguardia y realidad social: 1936-1976, pretendió contar con el Guernica, pero el préstamo fue denegado. No obstante, los organizadores crearon una sección dedicada al pabellón de España en la Exposición Internacional de París de 1937. Por vez primera desde aquella histórica fecha se volvía a rememorar el magnífico entorno que sirvió de marco para el Guernica.
1977
En el País Vasco comienzan a alzarse voces para que el Guernica sea instalado en el Museo de Bellas Artes de Bilbao o en la propia villa de Guernica.
27 de abril. Haciéndose eco de las peticiones de los guerniqueses, Jacqueline Picasso envía una carta indicando la voluntad de Picasso de que el cuadro y sus bocetos fueran destinados al Museo del Prado de Madrid. Jacqueline Picasso debía de estar transmitiendo alguna manifestación verbal del artista, ya que éste nunca dejó establecido que el cuadro debiera estar en el Museo del Prado. Su única condición, en poder entonces de Roland Dumas, era el restablecimiento de las libertades públicas en España, sin designar ningún lugar de exposición concreto.
Mientras tanto se recrudecía la polémica en torno a la restitución del Guernica, e incluso en los Estados Unidos se alzaban voces contrarias a la posición de William Rubin quien manifestaba que el cuadro sólo podría volver cuando España fuera una República.
A partir de las elecciones del 15 de junio en España el camino de repatriación del cuadro entra en una nueva etapa.
Agosto. El senador por nombramiento real Justino de Azcárate plantea una proposición sobre el Guernica ante el Senado. Su idea era simultanear el traslado del cuadro con la llegada a España de los restos mortales de Alfonso XIII y de Manuel Azaña.
19 de octubre. El Senado aprueba la propuesta de solicitar formalmente la devolución del Guernica, según aparece en el Boletín Oficial de las Cortes del día 27 del mismo mes.
Poco después, a propuesta del diputado Raúl Morodo, el Congreso de los Diputados ratificaba la misma resolución.
Diciembre. La editorial Cuadernos para el Diálogo, de Madrid, publica una reedición en castellano, con prólogo de Santiago Amón, de Guernica: Pablo Picasso, de Juan Larrea, que publicara en 1947 Curt Valentín en Nueva York.
1978
Mientras en España siguen llevándose a cabo intensas gestiones para la recuperación del cuadro, en los Estados Unidos el ex candidato a la presidencia por el Partido Demócrata, George S. McGovern, y el senador por Idaho, Frank Church, firmes partidarios de la restitución del lienzo a España, ejercen una influencia decisiva para que el Senado de los Estados Unidos se pronuncie favorablemente.
15 de mayo. El Boletín del Senado de los Estados Unidos publica una resolución tomada en la sesión del día 21 de abril en la que considera conveniente la devolución al pueblo español del cuadro de Picasso.

a. El Congreso considera que: […] 3. El desarrollo político en España,
durante los últimos dos años, constituye un importante logro del pueblo español y sus dirigentes y un importante paso hacia adelante en la construcción de una democracia para España estable y duradera.
b. El Congreso, por lo tanto, considera que:
1. La obra maestra Guernica, pintada por Pablo Picasso, ha sido durante cuatro décadas un símbolo poderoso y punzante del horror de la guerra;
2. Esta apreciada pintura, aunque universal en su significado, tiene un especial contenido para el pueblo español al ser representación de la trágica guerra civil que destruyó la democracia española;
3. Pablo Picasso, habiendo pintado Guernica por encargo del Gobierno de la República Española y, posteriormente, preocupado por el futuro de España cuando cayó el gobierno, estipuló que la pintura debería permanecer bajo la custodia del Museo de Arte Moderno de Nueva York hasta la restauración de la democracia en España; […]
c. Por tanto, es el sentir del Congreso, […] que Guernica, en algún momento de un próximo futuro y, a través del adecuado procedimiento legal, sea devuelto al pueblo y al Gobierno de la España democrática.
Boletín del Senado de los EEUU, 21 de abril de 1978.

Sigue leyendo >>>