Paul Klee: Canción de amor durante la luna nueva

Muchas obras de 1939 están marcadas por un sentimiento de angustia y esperanza. Descritas por títulos significativos, su rasgo más típico es un lírico abandono a la expresión pura y sin mediaciones del sentimiento del artista: Ataque de miedo III (1939, también en el Kunstmuseum de Berna), Cementerio y la misma Canción de amor durante la luna nueva son ejemplos elocuentes de este modo de proceder.

A pesar de estar en Suiza, la situación no es muy fácil para Klee. El país en el que vive es muy conservador y el arte abstracto se considera «revolucionario», vinculado con los ambientes de extrema izquierda.

La misma exposición rotulada «Muestra de arte nacional», celebrada en Berna en 1936, no presentaba obras de artistas de vanguardia. Paralelamente se organizó otra exposición en Zurich, «Problemas en la pintura y la escultura suizas ligados a la época», en la cual figuraron Klee, Arp y Le Corbusier.

Estos fueron descritos por la prensa como «soñadores surrealistas… constructores… seguidores del arte moderno… negligentes de izquierdas, revolucionarios del arte».

El propio Klee es sometido a severo control policial y obligado a sufrir periódicos interrogatorios, además de injurias y acusaciones absurdas. En suma, el artista, al que se acusa de hacer arte «degenerado», es tratado de una manera no muy diferente de como lo era en Alemania al advenimiento del régimen nazi.

Este cuadro representa este malestar, simbolizando un postrer y desesperado canto de amor, acentuado por la elección del azul y por la peculiar representación de la figura humana. Semejante estado de ánimo es bien descrito por la boca y los ojos abiertos, el aparente desmembramiento de las diversas partes, como el corazón, que flota en el interior de un conjunto trazado por un simple contorno.

paul klee

Canción de amor durante la luna nueva, 1939.
Acuarela sobre yute, 100 x 70 cm.
Zentrum Paul Klee, Berna.

Vida y obra de Paul Klee