Historia de la Cerámica: Art Nouveau

El estilo art nouveau hizo su primera aparición alrededor de 1883 y fue promovido por ceramistas y diseñadores.

Las ideas de William Morris y de los otros prerrafaelistas, animaron a los artistas, especialmente en Francia, a observar las formas de las plantas naturales, desarrollando un estilo estético extravagante, dibujando plantas rastreras y trepadoras de una manera lineal exótica. Nuevas ideas, relacionadas con el renovado contacto con el arte japonés, y desarrollándose partiendo de él, impulsaron el nuevo estilo.

Las lozas japonesas fueron quizá la única gran influencia sobre las vasijas hechas en los últimos 25 años del siglo. El comercio con el Japón se había restablecido en 1859 y se trajeron a Europa grandes cantidades de artefactos japoneses.

En la cerámica, como en otros campos el art nouveau se manifestó por una rotura con la imitación del pasado.

Se adaptaron las formas de la naturaleza en motivos decorativos estilizados, y se desarrolló un nuevo sentido del color, que continuó influenciando los diseños en la manufactura de cerámica, en el siglo XX.

Especialmente importantes son las últimas vasijas hechas por los hermanos Martin y las cerámicas decorativas producidas en los departamentos de arte de las grandes factorías, reflejándose en ellas el estilo art nouveau.

cerámica Art Nouveau

Botella de barro cocido vidriado diseñada por Christopher Dresser. Circa 1982-1896 (Victoria and Albert Museum, Londres.)

Historia de la cerámica