Historia de la Cerámica: Gran Bretaña, otros centros de producción de barro cocido

En los siglos XVII y XVIII existían muchos centros locales de cerámica en todo el país. Todos hacían barro cocido vidriado al plomo, pero cada uno desarrolló sus propias formas relacionadas con las necesidades locales, así como sus propios métodos de decoración.

Ninguno de los centros logró la maestría de los ceramistas de Staffordshire, en la decoración de cerámica con engobe, aunque en algunos centros utilizaron técnicas similares de engobe. Utilizaron varios métodos de decoración. A menudo se aplicó al blanco en relieve y ocasionalmente los engobes se colorearon de marrón oscuro o negro. El uso de engobe o vidriado en verde no se extendió hasta finales del siglo XVIII y el siglo XIX.

Las alfarerías de Barnstaple, Bideford y Fremington en Devon utilizaron la arcilla roja local. Uno de los productos más conocidos fueron las grandes jarras de cosecha, algunas de las cuales estaban bañadas en engobe blanco y decoradas con dibujos rayados a su través, para mostrar el cuerpo rojo, utilizándose la técnica de esgrafiado. La vivaz decoración incluía escudos de armas, renos y unicornios, barcos a toda vela, rosas de los vientos y dibujos florales.

La cerámica Wrotham que se hizo en Kent, en época tan temprana como el comienzo del siglo XVI, continuó haciéndose hasta final del XVIII. Reflejó la influencia de la loza alemana importada, tanto en la forma como en la decoración.

A las vasijas rojas se les aplicaba decoración moldeada de arcilla blanca, los motivos corrientes eran flores de lis, rosas, cruces, estrellas y máscaras, así como inscripciones bucólicas. Las formas producidas incluyen tygs vasijas para posset, picheles de dos asas y candelabros. Un detalle característico de la cerámica de Wrotham fueron las asas entrelazadas, de arcilla de distintos colores.

La última parte del siglo XVIII en la cerámica de Sussex, se utilizaron tipos de imprenta para fines decorativos. El tipo se imprimía sobre la arcilla blanda y la impresión se incrustaba con arcilla de un color diferente.

Alrededor de 1630 se hizo en Harlow, Essex, la llamada cerámica de engobe metropolitana, para el mercado de Londres. La decoración tendía a ser más sobria y a reflejar las opiniones políticas de Londres, especialmente en el uso ocasional de inscripciones pías como Be not by minded but fear God 1638.

historia de la cerámica inglesa

Candelero procedente de Wrotham, circa 1649. (Victoria and Albert Museum)

Historia de la cerámica