El hechicero de Les Trois-Frères

La cueva de Les Trois-Freres (situada en Ariege, Francia) es uno de los yacimientos prehistóricos de mayor relevancia que se encuentran en el país galo. Alberga una serie de pinturas de gran interés que han sido datadas entre el año 12000 y 10000 a.C. Sin lugar a dudas, la figura de “EI hechicero” es la más conocida de las pintadas sobre las paredes de esta cueva.

Les Trois-Freres (descubierta en el año 1912 por los tres hijos del conde Bégouen en lo que eran entonces sus terrenos) destaca por sus manifestaciones de figuras fantásticas y pertenecen cronológicamente al período magdalaniense. Así, aparte de estas imágenes de carácter más popular, también se puede contemplar un hombre-bisonte con un instrumento musical y otra figura de hombre-bisonte, pero que en este caso aparece mucho más hibridada.

En casi un metro, e independientemente de otras pinturas de la misma cueva, se representa la figura que se conoce con el nombre de “El hechicero” Se trata de una figura antropomorfa, con partes humanas (el sexo, su postura bípeda) y animales (cuernos, orejas, barba, cola), mientras que la disposición de las piernas recuerda algún tipo de danza de encantamiento. El cuerpo está recorrido por finas líneas grabadas, mientras que los espacios intermedios presentan una pigmentación negra. Llama asimismo la atención el tratamiento expresivo de unos ojos desmesuradamente abiertos. Pese a su sintetismo, resulta de una gran calidad.
el hechicero