Torres

Las torres, distinguibles por su altura, son comunes a la arquitectura de una amplia gama de países y períodos. Muchas de sus formas —como los campanile italianos, los minaretes islámicos y las sikharas indias— están asociadas a edificios religiosos, aunque pueden no estar físicamente adosadas a éstos. Las campanas del piso superior (campanario) de una torre, llaman a la gente para la oración, mientras que la torre, en sí misma, sirve como prominente señalización de un lugar sagrado.
Las torres góticas son particularmente ricas y están, generalmente, en el centro (crucero) o en el extremo oeste de las iglesias. A menudo, las torres están coronadas con un chapitel, que es una terminación extremadamente apuntada construida en gran variedad de formas.
En el inestable clima medieval las torres se convirtieron en una importante medida de defensa, incorporándose en las fortificaciones de castillos, fortaleciendo las murallas. En Escocia, Irlanda y el norte de Inglaterra se construyeron residencias compactas y de fácil defensa conocidas como casas torre.

Torre defensiva

facultad de arquitectura
La más grande e impenetrable torre de un castillo se conoce como torre del homenaje, o de custodia. A menudo está separada de las defensas exteriores, y se usaba como refugio final. Esta, la torre del homenaje de mediados del siglo XV del Castillo Tattershall, Lincolnshire, Inglaterra, tiene las almenas, el matacán y el petril típicos.

Campanile

facultad de diseño
Las torres de campanario italianas —generalmente independientes— se conocen como campanili (de campana). Como en este ejemplo del siglo XIV suelen tener un diseño sencillo y una planta cuadrada o circular.

Sigue leyendo >>>