La cultura sinú

Esta cultura -también conocida como zenú- se estableció en las hoyas hidrográficas conformadas por los ríos Sinú, Cesar y San Jorge, en el departamento colombiano de Córdoba. El antiguo Sinú comprendía tres regiones: el Finzenú, que incluía Tolú, San Benito Abad, Ayapel y casi todo el Alto Sinú; el Panzenú, que se extendía hacia el este entre el San Jorge y el Cauca; el Zenúfana, que se prolongaba en dirección sur hasta el centro de Antioquia. Por las características etnológicas de sus obras, altamente sofisticadas, se diferencian de las culturas caribes y se vinculan con los chibchas, de manera especial con los quimbayas, de quienes se consideran sus antepasados. En la actualidad algunos de sus remotos descendientes todavía pueblan la zona meridional del Valle del Sinú. Desarrollaron una riquísima cultura alfarera, pero son notables por su orfebrería afiligranada. Al estar regidos por matriarcados, son abundantes las representaciones o idolillos de Venus desnudas caracterizadas por deformaciones intencionales o bien ricamente ataviadas.
Una de sus piezas más representativas, propiedad del Museo del Marqués de San Jorge, en Bogotá, es la llamada Maternidad Sinú. En ella se puede ver a una mujer de cabeza y nariz grandes, con una vasija en la cabeza, que sostiene en brazos a su vastago. En la cultura sinú el oro tenía un gran valor simbólico y lo utilizaban para el trueque. Poseía para ellos una serie de virtudes, como la de augurar felicidad y permitir un contacto mayor con sus dioses, por lo que sus enterramientos eran ricos en este material precioso.
Ha sorprendido la variedad del quilataje del oro que se ha hallado en sus entierros, desde oro puro a oro ligado. Entre las incógnitas de esta cultura poco estudiada está el no saber con exactitud si utilizaban oro de veta o de los ríos. Su técnica de fundición del oro ha dejado rastros de huellas digitales, por lo que se infiere que, una vez ablandado el mineral, plasmaban las piezas con los dedos, aunque otras teorías sostienen que tales huellas formaban parte de los moldes de arcilla con los que trabajaban.
historia del arte

Maternidad Sinú (Museo de Cerámica, Bogotá). Son numerosas las copas votivas con pedestal de columna que se encuentran en los yacimientos de la antigua cultura sinú, y muchas son una representación amable de la maternidad. En el período tardío, se acostumbró a deformar ligeramente el cráneo de estas figuras, agrandándolos para aumentar también la caracterización de los ojos y adornarlos con objetos que acusen su rango social o su oficio. La cerámica sinú mostraba habitualmente escenas de la vida cotidiana, incidiendo sobre todo en los acontecimientos felices y también los más dolorosos, sean de nacimiento como también de muerte.

Historia del Arte

arte de la cultura sinu