Amedeo Modigliani: Mujer de ojos azules

El primer propietario de este cuadro fue el doctor Maurice Girardin (1884-1951), que tenía una colección formada a lo largo de más de cuarenta años de búsqueda, en el transcurso de los cuales puso su empeño en reunir el mayor número posible de cuadro de los pintores que amaba.

La modelo está colocada ante un fondo en variados tonos azules y grises que definen el volumen del marco que hay detrás de la muchacha, la cual ocupa casi la totalidad de la altura del lienzo.

Sus ojos uniformemente azules, sin pupila, y el cabello castaño recogido en moño alto recuerdan a Jeanne Hébuterne, la compañera de Modigliani desde 1917.

Los tenues colores variados de la piel y del fondo contrastan con la superficie del traje, cuya volumetría es traducida exclusivamente por la esencialidad de la línea que estructura las formas alargadas de todo el retrato.

historia de la pintura

Mujer de ojos azules, 1919
Óleo sobre lienzo, 81 x 54 cm.
París, Musée d’Art Moderne de la Ville de París.

Volver a Vida y obra de Amedeo Modigliani