Cerámica China: Período primitivo

La cerámica neolítica china, producida en las llanuras cercanas al río Amarillo, se hizo en el período 3000-1500 a.C. Las vasijas de la provincia Kansu se hicieron con arcilla roja, con motivos geométricos de trazo grueso pintados con pigmentos rojo, blanco o marrón, sobre las vasijas cocidas.

Históricamente, están relacionadas con las hechas en Asia occidental, sur de Persia, Beluchistán y sur de Rusia, lo cual sugiere estrechas comunicaciones entre estos países en aquel tiempo. Los ejemplos de cerámica que quedan en la actualidad son principalmente urnas funerarias y utensilios de cocina.

Una gran calidad en la decoración pintada sobre formas de total elegancia y el vigor y vida de estas vasijas, les dan una calidad agradable, fresca y vivaz. Es curioso que la cerámica china posterior parece no tener relación con este trabajo primitivo.

Se hicieron recipientes para cocinar de varios tipos, de los cuales los más interesantes estaban producidos con arcilla gris y construidos con tres patas huecas. Se trata de un diseño altamente funcional, puesto que las patas huecas proporcionan al recipiente una zona de superficie mayor por la que absorber el calor y además puede sostenerse con mayor seguridad sobre el fuego. La superficie de estos recipientes estaba decorada con motivos texturados incisos.

Durante la edad del bronce china, el trabajo del bronce y el jade se llevó a un alto grado de refinamiento. Los recipientes llevados a cabo con estos materiales preciosos, y a menudo destinados a usos religiosos, tuvieron gran influencia sobre las formas de la cerámica. Se hicieron muchas vasijas como imitaciones, casi exactas, de los recipientes de bronce y jade, y pasaron cientos de años antes de que la cerámica comenzase a hacerse otra vez con la visión real de las cualidades de la arcilla.

historia cerámica

Urna de barro cocido. Neolítico, procedente de Panshan, Kansu. Alto 37 cm. (Museo de Antigüedades del Extremo Oriente, Estocolmo.)

Historia de la cerámica